Irse de vacaciones: los mejores consejos antes del viaje

Irse de vacaciones: los mejores consejos antes del viaje

Mientras que la ruta es un placer para muchos automovilistas, puede complicarse en caso de un imprevisto como una llanta reventada. Descubre los mejores consejos sobre cómo preparar los neumáticos para el largo viaje que se avecina y qué hacer caso de problemas como este.

¿Qué debo revisar?

En el camino a tus vacaciones y días de descanso, los neumáticos serán puestos a prueba. Entre la distancia, el calor y la sobrecarga del coche, el peligro de un reventón o un estallido es algo de esperarse. Antes de irse de vacaciones hay 3 cosas que todo chofer debe tener en cuenta.

  • Presión incorrecta: Los neumáticos están diseñados para ser usados a una presión definida. En caso de desviación, esto lleva a un consumo excesivo de combustible, a un desgaste acelerado de la liga de freno, a un envejecimiento prematuro del neumático y en consecuencia, a un posible caso de pinchazos o accidentes. Si se produce un inflado insuficiente, el peso del transporte será menos soportado, lo que provocará un sobrecalentamiento y la posibilidad de que el neumático estalle. Por otro lado, el exceso de aire puede causar un desgaste anormal del lado del rodamiento y el desgarro del neumático.
  • Desgaste severo: una rueda muy usada o desgastada, tiene más probabilidades de pincharse que un neumático en buen estado. Los automovilistas siguen siendo reacios a cambiarlos y prefieren posponer esta revisión.
  • Un choque o un corte: no siempre es posible anticipar un reventón. Un simple impacto con una orilla o un corte causado por un objeto en la carretera puede debilitar el neumático y provocar un reventón. El único consejo a seguir en estos casos es prestar atención a los posibles defectos del pavimento y la carretera.

¿Cómo preparar tus neumáticos para el viaje?

Ante todos estos riesgos, es importante cuidar los neumáticos antes del viaje, especialmente porque son el único punto de contacto entre el vehículo y el asfalto. Para evitar accidentes durante el viaje, 5 pasos son esenciales:

  • Comprueba la presión en frío: antes de partir, recuerda comprobar la presión de los neumáticos cuando estén fríos y ajústala si es necesario. Si esta comprobación se realiza con los neumáticos calientes, especialmente durante el verano, es aconsejable añadir 0,3 bares de presión en cada neumático.
  • Comprueba la presión de carga: es una buena idea utilizar la presión máxima si tu coche está muy cargado. La presión puede aumentarse, entre 0,5 y 0,8 bares de media.
  • Mira el estado de los laterales: los laterales de la rueda pueden alertarte de un posible problema. Un desgarro, un esbozo o incluso una piedra pueden debilitar los neumáticos y ser la causa de un contratiempo. Dependiendo del tipo de carretera, puede ser necesario un cambio de rueda.
  • Observa el costado del rodamiento: la profundidad de la banda de rodamiento es una medida de la sanidad de la rueda. Para comprobarlo, sólo hay que mirar los indicadores de desgaste en los huecos. Es mejor reemplazar los neumáticos si estás muy cerca de la bombilla indicadora.
  • Piensa en el neumático de repuesto: a pesar de todas estas comprobaciones, no estás a exento de un reventón. Por eso es importante comprobar el estado del neumático de repuesto antes de irse de vacaciones si tu coche está equipado con una. Además, recuerda llevar un kit de reparación, herramientas y un spray antipinchazos.

¿qué hacer en caso de un pinchazo?

¿Qué hacer en caso de un reventón?

Ya lo habrás entendido: es esencial preparar correctamente tu coche antes de tomar la carretera.

Es importante saber cómo reaccionar en caso de un reventón o una crisis. Hay tres cosas que debes hacer para revisar tu seguridad y retornar la carretera rápidamente.

  1. No conducir con pinchazos: tanto si la rueda está pinchado como si está completamente desinflado, es importante no seguir conduciendo durante mucho tiempo. ¿Por qué? Simplemente porque es probable que la llanta dañe el anexo del coche. Sin olvidar que la fricción dañará rápidamente la parte interna de la rueda. Si se pincha, se corre el riesgo de destruir permanentemente la rueda y causar un daño mayor.
  2. Detente lo antes posible: Antes de pensar en reemplazar o reparar la rueda, estaciona en un lugar seguro. Es posible conducir durante una distancia limitada para poder asistir con seguridad el problema.
  3. Usar un spray antipinchazos: cuando ocurre un reventón, lo primero que hacen los automovilistas es reemplazarlo. Pero encima de consumir mucho tiempo, esta acción requiere un neumático de repuesto. Por eso una buena idea es intentar primero tapar el agujero con un spray antipinchazos. Asegúrate de que la fecha de caducidad del producto no haya vencido, que el neumático no esté desalineado y que el daño sea intrascendente. De lo contrario, no queda otra cosa por hacer: cambiar el neumático.

LO MÁS IMPORTANTE QUE HAY QUE RECORDAR:

  • El desgaste severo y la mala presión de los neumáticos son las principales causas de un reventón.
  • Hay que estar atento antes de salir de vacaciones porque los neumáticos serán sometidos a duras pruebas (temperatura, duración del viaje, autopista, carreteras degradadas).
  • En caso de reventón, no se recomienda conducir.
Cerrar menú