Faros opacos o amarillos ¿Qué hacer?

Faros opacos o amarillos ¿Qué hacer?

El tiempo desgasta tu cuerpo, tu mente, tus amores… y los faros de tu coche. Para recuperar la transparencia y la seguridad, cada persona tiene su propio método. Hemos repasado los tutoriales para encontrar las técnicas más efectivas para combatir los faros opacos o amarillos.

Lluvia, aguacero torrencial, carreteras embarradas y empinadas, mosquitos atascados contra su voluntad a 130 km/h: tus faros están siempre en primera fila en el camino y el tiempo no juega a tu favor ni ayuda a la transparencia, tampoco ayuda a tu seguridad nocturna. Al cabo de unos meses, el daño se hace notar: se necesita un método riguroso para retomar el brillo en los faros. Aquí algunos métodos, desde el más simple hasta el más profesional.

Las buenas y viejas Técnicas

Cuando se trata de limpiar faros opacos o amarillos, las técnicas de la vieja escuela son grandes aliadas. Aquí algunas de ellas seleccionadas para ti.

Comparar la suciedad de nuestros dientes con la de los faros parecerá algo loco… Pero no te preocupes: la pasta de dientes es un increíble aliado para la limpieza de los faros.

La aplicación de esta pequeña técnica es simple: la pasta de dientes es un producto sutilmente abrasivo. Para aplicarla, tómala con la palma de la mano y aplícala a toda la superficie del faro. Luego, usando un paño o un cepillo de dientes, frotar en pequeños círculos. Enjuaga con agua y repite la operación si el faro todavía está demasiado opaco.

  • El repelente de insectos

Una vez más, usas el temperamento abrasivo de este spray de insectos para tu limpieza. Un spray en cada uno de tus faros, aplica y deja actuar unos minutos para que funcione, luego podrás limpiarlos. Ten en cuenta que esta técnica funciona pero no es milagrosa: tendrás que repetir la operación muy a menudo…

Más natural y rápida que el mata mosquitos, el bicarbonato de sodio también puede ayudar. Para usarlo: humedecer una toalla o pedazo de tela y rociarla con bicarbonato. Frota tus faros y enjuágalos con agua limpia.

Luchen contra los faros opacos…

Con el tiempo busca un resultado más visible y duradero. En este caso, vaya a su tienda de coches más cercana y compre un producto para pulir, un producto para dar brillo y un kit de limpieza que le costará entre 10 y 15 euros. Son unas pequeñas almohadillas hechas de espuma y mechón, para ser fijadas a tu taladro o destornillador. Espléndido si no necesitas enchufarlo…

¿Cómo hacerlo?

Primero pon una almohadilla de hebra en tu taladro, luego aplica un pulimento para limpiar el faro amarillo, pule a baja velocidad y en pequeñas áreas.

Luego pasa una espuma, en esta ocasión aplicando un pulido. Este paso completará el trabajo eliminando los pocos arañazos que dejó la almohadilla de espuma. Tendrás más visibilidad y durará más tiempo.

Para un resultado más duradero

Si quieres un resultado más profesional y obtener una limpieza más prolija, aquí te diremos como.

El primer utensilio que hay que tener: papel de lija. Incluso necesitarás varios pliegos de 3 durezas diferentes: dura (320 a 800), media (1.000 a 1.500) y para terminar con la más fina (2.500 a 3.000).

Dependiendo de si tus faros son sutilmente amarillos o están completamente opacos, puedes simplemente usar tu mano o un pulidor profesional. Tú serás el que decida.

Coge el papel de lija más duro y empieza a fregar de derecha a izquierda. Podrás ver algunos residuos de plástico que se desprenden: esta es la protección UV, que reemplazarás más tarde. Enjuaga y aplique el producto de limpieza habitual, seca antes del paso 2.

Luego vamos a ir con un papel medio, un poco más delgado. Este no se usa en seco, sino que se humedece con limpiacristales. El movimiento ahora: de arriba hacia bajo. No dudes en mojar el papel de nuevo con el mismo producto para que siempre quede humedecido.

Este es probablemente el paso más importante. Cuando creas que has terminado, enciende los faros, puede que veas más residuos.

Empezamos de nuevo de izquierda a derecha con el papel más fino, igualmente humedecido.

  • Paso 4 (con pulidora)

Si quieres ir más allá, usa una pulidora. Proceder exactamente como en el paso número dos.

renovación de los faros opacos o amarillos

Para completar el proceso, puedes hacer una limpieza final con alcohol isopropilico. Si utilizas el método n°2 o n°3, no olvides un punto esencial: ¡Aplica una capa de protección UV! Todos los productos de los que hemos hablado se pueden encontrar en una tienda de coches y a menudo en tiendas de bricolaje.

Cerrar menú